Fisioterapia Sol y Luz

Agujas de punción seca...¿para qué sirven?

punción seca

La punción seca es una técnica utilizada en fisioterapia. Se realiza con una aguja muy fina y sin ningún medicamento con el objetivo de eliminar los puntos gatillo. También conocidos como Síndrome del dolor miofascial, los puntos gatillo podemos definirlos como puntos dolorosos, nudos o bandas tensas que se encuentran en el músculo en forma de nódulos y se pueden palpar fácilmente.  Provocan dolor, disminuyen la flexibilidad e incluso hacen que disminuya la función muscular. Este dolor, pinzamiento o tensión muscular, pueden aparecer en distintas partes del cuerpo por diversas razones (sobrecargas, contracciones musculares, caídas, traumatismos…) repartiendo el dolor a otras partes del cuerpo.

Esta técnica utilizada en fisioterapia es una técnica semi-invasiva y se realiza porque ayuda al profesional a tratar a esas zonas donde con sus dedos no puede llegar.

¿Cuándo se utiliza la punción seca?

La punción seca se utiliza cuando el paciente sufre algunas patologías como por ejemplo: fatiga muscular, sobrecargas, dolor cervical, contracturas…y se puede realizar de dos formas:

  • Punción seca superficial: cuando la aguja no penetra más de 1 centímetro del tejido
  • Punción seca profunda: la aguja penetra más profundo hasta llegar al punto gatillo y atravesándolo.

Y como es normal os preguntaréis… ¿duele este tratamiento?

Esta técnica es molesta y sí que puede llegar a doler, pero el dolor durará unos segundos. Las agujas que se utilizan son muy finas y normalmente los pacientes no la notan, pero cuando la aguja toca el tejido lesionado, puedes llegar a sentir una contracción o calambre. Esta molestia desaparecerá rápido incluso llegarás a sentir alivio inmediato.

Beneficios de la punción seca

La punción seca puede ayudar a mejorar el rendimiento deportivo y a reducir el dolor.

Esta técnica se utiliza en pacientes con patologías como las que hemos descrito anteriormente, pero siempre lo aconsejará un especialista y dependiendo del caso.

También puede ser beneficiosa para aquellas personas que hacen rehabilitación o tienen dolor crónico. Podríamos decir que uno de los mayores beneficios es que tiene un riesgo mínimo de efectos secundarios.

 ¿Quieres más información?

No dudes en contactar con nosotros o pedir una cita para valorar tu caso.

¡Te esperamos!